1. Sha Na Na // “REMEMBER THEN”. La primera es un tema de “Do woop”, porque aunque se crea que los grupos vocales son cosa de niños bien y chapados a la antigua, en realidad es un estilo que nace en los suburbios de grandes ciudades como NY o Chicago donde la gente que no tenía ni para comprarse instrumentos empezó a hacer música como podía aunque no lo tuviesen fácil. Proviene del Gosspel y del Rythm and blues de los 40′s. Da gusto cómo cantaba esta gente.

2. Sam the Sham and the Pharoahs // LITTLE RED RIDING HOD. En este tema es la propia caperucita la que acobarda al lobo hasta tal punto que hace de él un corderito. Con dos cojones, sí señor. Interpretada de forma muy sugerente y personal.

3. Led Zeppelin // ROCK’N ROLL. ¿Habrá algo más rebelde que el rock’n roll?, pues imagínate la mayor banda de todas homenajeando su propio género.

4. The Clash // DEATH OR GLORY. No se puede hablar de rebeldía sin aludir al punk así que elijo a los Clash porque nunca se ciñeron a ninguna etiqueta ni se limitaron a la hora de hacer música y absorbieron influencias de un montón de estilos musicales que luego aplicaban a sus canciones. Aquí… o la gloria o la muerte.

5. Mayhem // DEATHCRUSH. Y para terminar, la rebeldía llevada al extremo, en este caso de la mano de Mayhem, grupo emblema del Black metal noruego allá por finales de los 80’s. El Black metal fue un movimiento que, como el punk, trtascendió la música para llegar a convertirse en un movimiento sociocultural. Su base era luchar contra el cristianismo, que previamente había arrasado con el folclore y los mitos nórdicos. Para ello hacían canciones blasfemas y llenas de odio. También quemaban iglesias, entre otras cosas.