Una ciclogénesis explosiva es un proceso meteorológico por el cual una borrasca sufre una intensa profundización en un intervalo de tiempo muy corto, formándose un enorme gradiente de presión a su alrededor, responsable de los increíbles temporales que producen.

La animación inferior predice entre el sábado y el domingo un descenso de presión en el centro de la borrasca de 24 hPa en 24, superando así el umbral necesario para que dicho proceso de ciclogénesis sea explosivo.

animacion

La llegada de esta borrasca tendría tres consecuencias claras:

1. Intenso temporal de vientos, primero de poniente y, después, del noroeste (según la borrasca se desplace hacia el Mediterráneo).

2. Lluvias muy abundantes y generalizadas, consecuencia del paso de un frente frío muy activo.

3. Cuando la borrasca se encuentre avanzando hacia el Mediterráneo sufriremos un descenso de las temperaturas, por la llegada de una masa de aire frío polar marítimo, que es el que daría vida al frente frío.

La experiencia dice que situaciones tan extremas como la que presentamos suelen suavizarse a medida que se acercan en el tiempo. Sin embargo, la prudencia también dice que es aconsejable seguir esta evolución con mucha atención.

Mapa de presión en superficie para este próximo sábado