Este es el caso de Laird Hamilton con Oxbow. El anti-surfer para muchos dentro de la industria del surf, donde se le ve más como un “madelman” hipervitaminado. Pero nadie ponen en duda lo que ha conseguido con sus hazañas en olas grandes y su ambición por innovar, llevando el surf a los medios de comunicación de masas por todo el mundo.

“Nuestro objetivo”, dice John Patrick Mothes , director de marketing de Oxbow, “es impulsar a Kay Lenny, un atleta multigliss excepcional, dirigido por Laird para sucederle gradualmente. Nuestra intención es también que Antoine Delpero ocupe el puesto que siempre se ha merecido. Nuestra separación con Laird Hamilton ha sido muy cordial y es comprensible dada la evolución de la marca. El camino de Oxbow y Laird durante 20 años no se marchitará. Laird es un deportista muy admirado en Francia “.

La marca ha tenido que despedir a 35 de sus 147 empelados en Francia y, como muchas marcas de ropa de surf, Oxbow ha reducido su gama de productos, centrándose más en la colección de hombre.